ASÍ FALSIFICAN LOS CONTRATOS...

Veinte detenidos en la «Operación Litera»: trabajadores irregulares suplantan identidades para trabajar

Imagen de la operación Litera. Guardia Civil

Agentes de Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, en colaboración con agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y con funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Huesca, han detenido a 20 personas por delitos de falsedad documental y por favorecer la inmigración ilegal en la Comarca de La Litera.

En la llamada ‘Operación Litera’, desde el pasado mes de febrero, se investigaba a una empresa situada en un polígono industrial de la provincia de Huesca por poder tener a varios extranjeros trabajando en situación irregular, con permisos de residencia y trabajo de otras personas.

El 16 de marzo, efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil y trabajadores de Inspección de Trabajo y Seguridad Social llevaron a cabo una inspección de los trabajadores de dicha empresa, identificando a 70 empleados, de los cuales 19 eran ciudadanos extranjeros en situación irregular, que portaban filiaciones y documentaciones de otros compatriotas regularizados.

Además de estas 19 personas, fue arrestado M.O., varón de 48 años, nacido en Ghana y en situación de regularidad en España, que trabajaba como encargado en esta empresa oscense.

Este ofrecía a extranjeros en situación irregular la posibilidad de facilitarles documentaciones de personas de origen subsahariano, con similares características físicas para que se hicieran pasar por ellos y poder acceder a puestos de trabajo cuyo desempeño les resultaría imposible debido a su situación administrativa en España.

Por la documentación y el contrato de trabajo, M.O. les exigía un primer pago de 500 euros y una parte proporcional de sus nóminas mensuales, es decir, una especie de comisiones por el alquiler de la documentación.

El beneficio era mutuo, ya que por un lado el ciudadano en situación irregular accedía al mercado laboral «comprando» un puesto de trabajo, mientras que el facilitador y los extranjeros titulares de las tarjetas de residencia y trabajo, obtenían una contraprestación económica y se beneficiaban de una cotización.

DETENCIÓN

Fruto de la operación policial, se procedió a la detención de estas 20 personas, 19 trabajadores y el encargado, nacidas en Ghana, Nigeria y Gambia, con edades comprendidas entre los 20 y los 45 años y alguno de ellos con antecedentes, constándole un requerimiento por un Juzgado de Barcelona instruyendo Diligencias por Falsedad Documental y Usurpación de Estado Civil.

Así mismo, al encargado de la empresa, los agentes actuantes también le imputan un delito contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros por favorecer la inmigración ilegal.

De forma paralela, a 18 de estos trabajadores los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional les incoaron procedimientos administrativos de expulsión fundamentados en la LO 04/2000 sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España, motivados por su estancia irregular en territorio nacional.

Finalmente, desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, se instruirán los expedientes que correspondan en base a sus respectivas Órdenes de Servicio e Informes emitidos por la vulneración de la legislación laboral vigente en un flagrante fraude al erario público.

Todo lo instruido fue remitido al Juzgado de Instrucción competente de los de Monzón, quedando todos ellos en libertad tras prestar declaración en sede policial, no sin antes ser informados de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fueran requeridos.

Los agentes encargados de la investigación no la han dado por concluida, continuando con las pesquisas, tanto Guardia Civil como Policía Nacional, en el ámbito de sus competencias, en coordinación con la Autoridad Judicial competente y no descartando efectuar más detenciones.

EP