Ya circula por Zaragoza un autobús que sólo emite vapor de agua

Un autobús de pila de hidrógeno, cero emisiones, realiza recorridos en pruebas en la línea de Zaragoza al aeropuerto - MIGUEL GRACIA

El Ayuntamiento de Zaragoza ha llegado a un acuerdo con Ágreda Bus, sociedad participada por el Grupo Alsa y Ágreda Automóvil, para disponer a partir de esta semana de un autobús de hidrógeno en pruebas en la línea del aeropuerto.

El objetivo fundamental será testar esta tecnología eléctrica cero emisiones en un trazado mixto urbano y periurbano, que requiere unas características concretas en cuanto a autonomía y prestaciones por el tipo de recorrido que realiza.

El vehículo se ha presentado este miércoles en una rueda de prensa en la que han participado la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca; el presidente Ágreda Bus, Juan Calvo, que es la concesionaria titular de la línea; y el consejero delegado del Grupo Alsa, Francisco Iglesias.

Tal y como ha explicado recientemente, para Natalia Chueca esta prueba será «muy significativa» en el objetivo de conseguir que todo el transporte público de Zaragoza llegue a ser cero emisiones en un futuro próximo.

«Ya tenemos lanzada nuestra apuesta por el autobús urbano eléctrico con la adquisición de 68 nuevos buses ieTram de Irizar. Pero -ha añadido– debemos seguir investigando y conociendo a fondo el funcionamiento de todas las nuevas tecnologías a nuestro alcance, para aplicar las diferentes variantes a cada tipo de trayecto y de servicio público».

En las pruebas que se han iniciado este miércoles con pasajeros se ha utilizado un vehículo de 12 metros fabricado por la marca Caetano y que funciona con tecnología de pilas de combustible de Toyota.

EMISIONES DE VAPOR DE AGUA

El hidrógeno (H2) se utiliza como fuente de energía y electricidad y, en consecuencia, de propulsión. Lo único que el vehículo emite es vapor de agua.

Antes de su puesta en marcha en pruebas con pasajeros, el autobús ha realizado varios días de test en vacío, cargado con lastre, para poder testear de manera más completa su autonomía y cualidades de marcha. El vehículo tiene un consumo medio de 7,47 kilogramos de hidrógeno cada 100 kilómetros. El hidrógeno para estos días de test se suministra por la empresa Carburos Metálicos.

De lunes a sábados laborables este bus de hidrógeno recorrerá 490 kilómetros comerciales al día, que son 11 expediciones por sentido entre Zaragoza-Aeropuerto. Los domingos y festivos el trayecto es algo menor y se queda en 399 kilómetros comerciales diarios, que son 9 expediciones por sentido entre Zaragoza y el aeropuerto.

TECNOLOGÍA

Una pila de combustible es, en esencia, una batería que usa un suministro de combustible externo, conectada a un motor eléctrico. Los electrodos dentro de la celda almacenan una reacción catalítica donde el combustible y los oxidantes se transforman electroquímicamente, produciendo energía de corriente continua, agua y calor.

Además de ser un vehículo de cero emisiones, también es igualmente silencioso a cualquier otro autobús eléctrico, ha precisado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Entre las principales aportaciones de esta tecnología es que el hidrógeno tiene cero emisiones porque actúa como fuente de energía y como propulsión, mediante una pila de combustible que genera electricidad y lo único que el vehículo emite, es vapor de agua.

Además, la pila de combustible no contiene fluidos corrosivos, es de alta eficiencia frente a cualquier sistema convencional de generación de energía. También presenta la ventaja de la modularidad porque la disponibilidad de las pilas de combustible, como módulos independientes, proporciona ventajas adicionales. De esta forma, un cambio de escala a potencias más elevadas se consigue fácilmente con la conexión de módulos, proporcionando una gran adaptación a la demanda.

Otra ventaja es que no tiene limitaciones en autonomía y el tiempo de repostaje/recarga es similar a un vehículo tradicional y es libre de emisiones sonoras.