Ya se monta el belén gigante de la plaza del Pilar: sin cita previa y nuevo diseño estructural

Imagen del Belén Gigante de la Plaza del Pilar. EP

El tradicional belén de la plaza del Pilar ha comenzado esta semana sus trabajos de instalación, que se prolongarán hasta el 4 de diciembre. Unico en España con figuras de tamaño real y con una superficie aproximada de 1.000 metros cuadrados, contará en esta edición con un nuevo diseño estructural, cambiando la forma de rectángulo de su planta por una de vector sectorial, en forma de abanico o manto.

La intención es poner en el epicentro de todo el belén la escena del Nacimiento, alineada a su vez visualmente con el conjunto escultural diseñado por Pablo Serrano situado en la fachada principal de la Basílica del Pilar lo que, junto a los juegos de iluminación, hará ganar en espectacularidad a la instalación.

Los detalles, el realismo de sus figuras y la cuidada escenografía, que incluye juegos de luces, sonido ambiente en cinco zonas diferenciadas, y el movimiento de agua, ha consolidado a este belén como una visita obligada de las navidades aragonesas, y además se ha convertido en referencia para especialistas en esta materia de otras Comunidades Autónomas.

Montaje del Belén. Ayuntamiento de Zaragoza

En las tareas de montaje, que se alargarán durante varias semanas, se requiere la coordinación de distintos servicios municipales como Zaragoza Cultural, Parques y Jardines, Brigadas Municipales de Arquitectura y FCC. En su interior volverán a colocarse las 56 figuras humanas de tamaño real, e incluye también reproducciones de
animales como ovejas, cabras, perros, patos u ocas, lo que suma un total cercano al centenar de figuras.

Se recrearán las construcciones ya habituales y tradicionales, como el portal con la imagen del Niño Jesús, la Virgen María y San José, el palacio de Herodes o el zoco de mercaderes, además de escenas tradicionales de los oficios aragoneses, como un carpintero y su aprendiz, un alfarero con su torno, una familia realizando la tradicional matacía, un herrero y un artesano del mimbre.

Todas esas representaciones se completan con la plantación habitual de árboles, plantas pequeñas y arbustos. Las de gran porte proceden de los viveros municipales donde se mantienen de un año para otro y donde regresan al finalizar para su posterior reutilización por los servicios municipales de Parques, Jardines e Infraestructuras Verdes.

La superficie total del Belén será de 1.019 metros cuadrados, aunque su perímetro abarcará los 1.240 metros cuadrados. Por espacios, contará con 396 metros cuadrados de arena, 250 metros cuadrados de césped, 210 metros cuadrados de caminos y un lago de 37 metros cuadrados.

SIN CITA PREVIA

Entre las novedades de esta edición estarán su formato estructural y el acceso sin cita previa. Por un lado, dada la situación sanitaria actual y siempre con las indicaciones que apunten las autoridades sanitarias en cada momento, el acceso de los visitantes se prevé que no cuente con reserva de cita previa como sí ocurrió en la edición de 2020, por lo que este año regresará el formato tradicional de entrada libre, guardando las filas de espera oportunas.

No obstante, se instalarán sistemas de conteo para garantizar el adecuado tránsito y el flujo del aforo ordenado dentro de la instalación y se mantendrán medidas como portar mascarillas o la dispensación de gel hidroalcohólico.