El consejero municipal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano. - MIGUEL G. GARCÍA - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El Área de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza ha agilizado la tramitación de las licencias de actividad gracias a la reordenación de las funciones del personal, la recuperación del trabajo interdisciplinar y la adopción de criterios más clarificados.

Así lo pone de manifiesto un informe de análisis del Servicio de Licencias de Actividad que se ha solicitado por el consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, y que refleja que «a lo largo de 2021 se ha logrado reducir la carga pendiente, dado que se resolvieron 2.872 expedientes, de ellos algo más del 50 por ciento corresponden a expedientes iniciados en el año 2020 y anteriores, lo que pone de manifiesto el esfuerzo realizado para reducir la carga pendiente acumulada».

Dicho esfuerzo se ha centrado en el año 2020, del que se han resuelto 1.040 expedientes que se arrastraban como consecuencia de la situación administrativa creada por la pandemia, al igual que los 312 tramitados y que provenían de 2019. En este sentido, el informe destaca que «la reordenación de funciones del Personal, repartiendo la carga de trabajo de forma más homogénea y la cobertura de una Jefatura de Negociado han sido claves en dicha situación», así como «la incorporación de nuevos funcionarios de carrera, que está dotando de estabilidad a la plantilla, lo que era un problema estructural en puestos A1 especialmente».

A todo ello se suma «la adopción de una Instrucción de badenes, estableciendo criterios claros y sencillos en todos los usos y especialmente en el residencial, y la clarificación de criterios consistentes en hojas de chequeo –antenas de telefonía y declaración responsable en instalaciones, solares fotovoltaicos– que han
redundado en una agilidad administrativa», ha apuntado el Consistorio zaragozano en una nota de prensa.

La estructura del Área de Urbanismo ha clarificado las funciones entre los Departamentos y Servicios lo que ha reducido los traspasos de expedientes entre ambos con el aumentos de plazos que conllevaba. Además, se ha recuperado la forma de trabajo en equipo multidisciplinar que evita errores procedimentales y vehiculiza las solicitudes de forma adecuada desde el inicio, determinando, entre otras cuestiones, si el uso es o no conforme a derecho, o si procede o no realizar la información pública.

COMPARATIVA CON 2018

Del mismo modo, el informe de análisis del Servicio de Licencias de Actividad recuerda que el ejercicio de 2019, al ser año electoral, conlleva una «cierta parálisis administrativa», del mismo modo que ocurrió en el ejercicio de 2020, pero en esta ocasión «debido a la situación de cierre de las oficinas administrativas por la pandemia COVID-19».

Por tanto, se realiza una comparativa con el año 2018, último ejercicio sin distorsiones, en el anterior mandato municipal. En el ejercicio 2021 se resolvieron 2.872 expedientes, frente a los 2.176 de 2018, «lo que da una diferencia de 696 expedientes más resueltos en un año que en otro».

Asimismo, «si los expedientes resueltos en cada año se dividen por 11 meses –excluyendo agosto–, el promedio mensual muestra que en 2018 se resolvían 197,81 expedientes al mes, mientras que en 2021 se alcanzaron los 261 al mes».

Del mismo modo, el tiempo medio de resolución del año 2021 fue de 289 días frente a 188,36 días del ejercicio 2018, no obstante en 2021 hubo que resolver 1.547 expedientes correspondientes a los años 2020 y anteriores –incluso de 2009–, lo que dilata la media, cuando en 2018 solo se hizo frente a 882 expedientes de años anteriores. Es decir, «el esfuerzo por resolver la carga pendiente de los años anteriores prácticamente se dobló y de ahí se explica que el tiempo promedio de resolución sea mayor en 2021», apuntan desde el Servicio de Licencias de Actividad.

2021 EN DATOS

Los datos de 2021 desgranados según los tipos de licencia, muestran que se han resuelto 312 expedientes sobre la concesión de badenes, bajas y devolución de fianzas de badenes, aspecto en el que se arrastraba una demora de años anteriores la cual se está reduciendo significativamente.

En relación a las licencias de terrazas integradas en la vía pública, se han resuelto 21, si bien más de la mitad eran de años anteriores, incluso de 2009, lo que revela el atasco que había en este tipo de permisos y que está ya en vías de solución.

Además, en lo que respecta a aperturas no clasificadas, acondicionamientos de locales cuyo uso no está clasificado, se han resuelto un total de 357 expedientes, correspondiendo sólo 77 al año 2021. De estas declaraciones responsables 51 responden al año 2019 y 207 al año 2020.

En lo referente a las instalaciones eléctricas, bajo cuyo código se tramitan las zanjas eléctricas subterráneas y aéreas de baja, media y alta tensión y las instalaciones eléctricas, tales como cuadros eléctricos, centros de transformación, se acabó el año con 69 expedientes tramitados, si bien la evolución durante 2021 ha sido desigual, ya que se comenzó con una tramitación electrónica que combinaba papel y la plataforma web, que no funcionaba adecuadamente, por lo que se optó por la tramitación en papel y a final de año se introdujo la tramitación electrónica en la plataforma SEA 2.0, que funciona adecuadamente y que agiliza las notificaciones.

Además, hubo 136 expedientes tramitados sobre instalaciones de gas en vía pública; se redujo sensiblemente la tramitación de licencias de instalación de telecomunicación, unas 28, para las zanjas empleadas en el despliegue de la fibra óptica; se resolvieron 95 relativos a Obra Mayor sujeta a la Ley de Protección Ambiental de Aragón; y otros 9 hacían referencia a las licencias de Obra Mayor sujetas a la ley de espectáculos públicos y actividades recreativas.

Por otra parte, hubo 78 expedientes resueltos sobre acondicionamiento de local y apertura; 25 de licencias ambientales de actividad clasificada de usos molestos, nocivos, insalubres y peligrosos que no precisan obra; 95 de actividad urbanística y ambiental de actividad clasificada; 33 sobre estaciones base de telefonía; 59 para actividades recreativas que precisan de proyecto de actividad clasificada y 27 para los que no necesitan ese proyecto; 45 sobre inicio de actividad, que sirven para comprobar la correcta ejecución de las obras e instalaciones ya ejecutadas; 585 de licencias de funcionamiento y declaraciones responsables de control de las actividades terciario-recreativas; y 96 de obra mayor de actividades no calificadas.

AGENCIAS