Zaragoza aprueba el plan de rescate fiscal de 5,4 millones para los sectores más dañados por la pandemia

Terraza con mesas y sillas y el Pilar de fondo - EUROPA PRESS

La comisión plenaria extraordinaria de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, con una amplia mayoría de los grupos municipales, el Plan de rescate urgente fiscal con bonificaciones de hasta 5,4 millones de euros para los sectores más vulnerables y que más se han visto afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus, como son la hostelería, comercios, taxi, los hoteleros y la cultura.

Tras la comisión, la consejera municipal de Hacienda, María Navarro, ha agradecido el apoyo de los grupos de la oposición porque «reflejan la sensibilidad del Ayuntamiento con sectores que están en una situación dramática».

De esta forma ha prosperado la modificación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que recoge una bonificación del 30 % para los propietarios de los locales que repercutan esta merma en los arrendatarios que ejerzan la actividad para lo que tendrá que presentar un documento firmado por ambas partes que lo acredite. Esta medida ha contado con el apoyo del Gobierno de Zaragoza, PP-Ciudadanos, además de Vox y el PSOE, mientras que ZeC y Podemos han votado en contra porque ha decaído un voto particular de ZeC que pedía excluir a los hoteles de la bonificación.

María Navarro ha explicado que los hoteles se incluirán en la bonificación del 30% del IBI porque la mayoría están cerrados y pasan por una «situación muy complicada» y si no tiene actividad y están en ERTES necesitan igual ayuda que el resto de sectores.

Ayudas a los taxistas

También ha prosperado, por unanimidad, la ordenanza fiscal sobre el taxi para bonificar en un 50 % el impuesto de circulación y el 25 % en la transmisión de las licencias del taxi. Para llevar a cabo la bonificación de la mitad del impuesto de circulación se hará un convenio con los más de 1.700 taxistas para ayudar en la prestación de servicios, como el traslado a hospitales a mayores de 65 años que se hizo durante el confinamiento.

El voto favorable de todos los grupos y la abstención de ZeC han permitido aprobar la bonificación del 50% del impuesto a los veladores, que este año en curso se les ha eximido de pagar. Asimismo se bonifica del 4 al 5 % el pago periódico de impuestos de circulación, IBI y cementerios para familias vulnerables.

La aplicación de todas estas medidas del Plan de rescate supone una merma de 5,4 millones de euros de ingresos para el Ayuntamiento de Zaragoza.

María Navarro ha subrayado tras la aprobación que «son hechos y no palabras vacías» la aprobación de esta medidas que tienen el objetivo claro de atender la acción social y las personas y sin contar con recursos de otra administración. «Es un esfuerzo extraordinario que requiere generosidad rapidez y adaptarse a las circunstancias».

Halagos a la oposición

Ha contado que desde el inicio de la pandemia el Ayuntamiento ha dejado de ingresar 2,8 millones en tasas; 1,2 millones de los veladores, la mayor modificación de créditos de 10 millones para darle liquidez en microcréditos.

Por su parte, la consejera municipal de Economía, Carmen Herrarte, ha elogiado a la corporación municipal que ha calificado de «ejemplar» porque ha superado las diferencias para sacar adelante proyecto que beneficiar al tejido empresarial. Tenemos claro que hay que ayudar a los que más lo necesitan porque se rebajan las ordenanzas y este plan urgente de rescate fiscal de 5,4 millones de euros.

Ha abundado en que este Plan de rescate se basa en 4 medidas que «son ayudas que van directas al tejido empresarial y especialmente a los que peor lo pasan».

Herrarte ha agregado que el Gobierno de la ciudad ha renunciado a muchos de sus proyectos para atender a las personas más vulnerables y asistir al tejido empresarial», mientras que de la oposición ha aplaudido que «sobrevolado las diferencias para sacar adelante un plan que beneficia al tejido empresarial».

EP