Acto de homenaje a todas las víctimas del terrorismo. - EP

La capital aragonesa cuenta desde este jueves con un espacio en recuerdo de todas las víctimas del terrorismo en la plaza de San Francisco, al lado del campus universitario. Este lugar ha sido elegido con el propósito de acercar a las generaciones más jóvenes, que no vivieron el terrorismo, esa parte de la historia.

Así lo ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante un acto en homenaje a las víctimas del terrorismo y en el que también se ha recordado a Miguel Ángel Blanco quien fue secuestrado y asesinado por ETA hace ahora 25 años.

Azcón ha apuntado que Blanco fue asesinado con dos tiros en la cabeza y murió porque representaba a un partido democrático en Ermua y decidió defender los valores de la libertad enmarcados en la Constitución.

«Lo que sucedió en esos días de julio de 1997, es sin duda, uno de los recuerdos más estremecedores que guardamos en nuestra memoria y es un dolor que nos acompañará para siempre», ha manifestado el alcalde.

Este acto de homenaje a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo se ha celebrado en la plaza de San Francisco porque es un lugar rodeado de colegios y cercano al campus universitario, ya que más de la mitad de los jóvenes menores de 35 años no son capaces de identificar a Miguel Ángel Blanco cuando se les enseña una fotografía.

«Algo estamos haciendo mal como sociedad cuando un héroe de nuestra democracia que representa la valentía, el coraje y la inspiración de los valores democráticos no hemos conseguido trasladarle a los jóvenes lo que significa», ha recalcado Azcón, al mismo tiempo que ha agregado que «la democracia española se ha construido a base de sacrificio, dolor y sangre».

«Zaragoza nunca va a olvidar»

«La memoria de cada una de las víctimas del terrorismo forma parte de la historia para decir que hoy podemos vivir en libertad», ha afirmado el alcalde.

Por eso «Zaragoza nunca va a olvidar», ha dicho Azcón agregando que van a hacer todo lo posible para mantener vivo el recuerdo de Miguel Ángel Blanco y se va a seguir recordando a todas las nuevas generaciones que aquellos dos tiros a Miguel Ángel Blanco «también cambiaron el espíritu de este país».

«Quienes hoy dedican sus esfuerzos a que el mundo olvide lo sucedido no lo van a conseguir», ha subrayado el edil agregando que «aquellos años de sangre y plomo acabaron con la vida de 800 personas y generaron más de 7.00 víctimas».

En este sentido, Azcón ha sido claro: «Zaragoza no va a ser cómplice de quienes quieren confundir a la sociedad española desdibujando los límites que separan a las víctimas de los verdugos, no puede haber matices, las víctimas siempre serán víctimas y los verdugos siempre serán asesinos».

Compromiso de Zaragoza con la memoria

Este espacio representa «el compromiso de la ciudad con la memoria» tanto con Miguel Ángel Blanco como de todas las víctimas del terrorismo, ha comentado Azcón.

«Queremos que sea una muestra del reconocimiento y del agradecimiento a todas ellas y a todas sus familias», ha recalcado. Desde el consistorio se «va a seguir recordando» y celebrando los aniversarios de cada uno de los atentados que se han cometido en las ciudad.

Jorge Azcón ha traslado su intención de seguir colaborando con las asociaciones de víctimas para que los jóvenes conozcan «toda la verdad de lo que sucedió en España durante décadas de terror».

«Reitero el compromiso de mi gobierno para seguir manteniendo viva la llama por la paz, la convivencia y la democracia», ha concluido.

El jardín ubicado en la Plaza San Francisco cuenta con un monolito con la inscripción ‘Zaragoza jamás os olvidará’. La placa se encuentra a la sombra de un cercis siliquatrum, o más conocido como el árbol del amor. El presidente del Consejo de Juventud de Zaragoza, Guillermo Carreras ha sido el encargado de descubrir esta nueva placa junto al alcalde.

Este lugar forma parte del programa ‘Zaragoza No Os Olvida’, una iniciativa impulsada por el ayuntamiento zaragozano que busca contribuir a transmitir a la sociedad de la capital aragonesa, y especialmente, a la población más joven la memoria de las víctimas del terrorismo.

Cinco minutos de silencio

El Consistorio zaragozano, los representantes de los grupos políticos y miembros de las Cortes de Aragón, con su presidente a la cabeza, Javier Sada, se han unido a este acto promovido por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y han guardado cinco minutos de silencio.

Acto seguido, representantes de diferentes grupos municipales han leído el manifiesto propuesto por la Fundación Miguel Ángel Blanco ‘La unidad a ti debida’.

La concejala delegada para las víctimas del terrorismo en el Ayuntamiento, Patricia Cavero, ha expresado que «Zaragoza quiere honrar a todas las víctimas del terrorismo porque en el recuerdo mantiene la memoria viva».

«Nos comprometemos a seguir defendiendo los principios de Miguel Ángel porque la enseñanza de aquellos días de julio y el compromiso con la memoria de todas las víctimas del terrorismo debe ser siempre nuestra guía», ha reiterado Cavero.

La representante del PSOE en el consistorio, Lola Ranera ha sido la primera en leer este texto en el que se ha recordado que se cumplen 25 años de aquel acto terrorista contra Miguel Ángel Blanco, «un asesinato a cámara lenta» que «desató clamor social contra ETA».

Cuando se conoció la noticia de sus secuestro, los vecinos de Ermua salieron a las calles mañana, tarde y noche para acompañar a la familia porque «sintieron que ETA estaba atentando contra ellos mismos».