MOVILIDAD URBANA

Zaragoza estrena dos estaciones para aparcar bicis y patinetes eléctricos de forma segura

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y el responsable de Zicler, Francisco Lana, presentan estacionamientos para bicis y patinetes eléctricos cuya instalación, a modo de prueba piloto, se ha autorizado en Zaragoza. - MIGUEL G. GARCÍA

La capital aragonesa acoge un proyecto piloto consistente en unas estaciones para bicicletas y patinetes eléctricos con sistema de carga y custodia para estos vehículos. Este servicio, desarrollado por la empresa privada Zicler, cuenta con el apoyo y la supervisión del Área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

Además de autorizar la instalación en dos espacios públicos de la ciudad, que se localizan en la plaza de Aragón y plaza de San Francisco, el consistorio tendrá acceso a los datos de uso del sistema, para conocer no sólo su aceptación sino, también, valorar la posibilidad futura de licitar servicios similares en la ciudad, en previsión de que se consolide el uso de vehículos eléctricos de movilidad personal.

Este proyecto piloto se ha presentado este jueves en la plaza de Aragón con la participación de la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y del promotor de Zicler, Francisco Lana.

Además de los puntos ya citados, Zicler ha acordado la instalación de otras estaciones en espacios privados, como el estacionamiento del World Trade Center –junto a Grancasa–, que estará disponible en próximos días.

Las primeras estaciones de Zicler tienen una capacidad para diez patines –mecánicos o eléctricos– y seis bicicletas –-eléctricas, urbanas o híbridas–.

La estación funciona mediante una aplicación móvil con la que los usuarios pueden reservar y pagar su plaza de aparcamiento de forma rápida y fácil. Cuenta con candados incorporados en las estaciones y circuito cerrado de televisión para aumentar la seguridad de las unidades
aparcadas.

Durante el periodo de prueba piloto inicial, que termina este viernes, el uso ha sido gratuito para 50 usuarios gracias al acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Zaragoza y Zicler. En la actualidad la app tiene ya más de 200 usuarios inscritos.

Aparcar el patinete o la bici costará 0,60 céntimos la hora. La recarga no supone un coste añadido y el objetivo inicial planteado por Zicler es alcanzar 1.000 usuarios durante el segundo semestre de 2021.

EP