Zaragoza inaugura la Cúpula Geodésica, un nuevo espacio escénico en el Parque de La Granja

Inauguración de la Cúpula Geodésica en el parque de La Granja - MIGUEL G. GARCÍA

El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado la Cúpula Geodésica, un nuevo espacio escénico multidisciplinar y singular en el Parque de La Granja, cerca de la Estación de Miraflores y de la avenida de Tenor Fleta. El proyecto, que se había aprobado al final del mandato anterior, ha supuesto una inversión de 740.000 euros.

El diseño ha corrido a cargo del arquitecto José Javier Gallardo, y consta de una cúpula semiesférica de 15 metros de altura y 30 de diámetro, donde se alberga un escenario de 118 metros cuadrados y una plaza con una capacidad para unos 2.500 espectadores. La zona en la que se ubica alcanza los 1.216 metros cuadrados y se encuentra vallado perimetralmente.

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha indicado que este proyecto ha supuesto «la adecuación de un espacio que se encontraba en estado de abandono y deterioro, y que ahora renace con la intención de facilitar programas de actividades intergeneracionales».

Además, Fernández ha recordado que su primer uso tendrá lugar este fin de semana, el sábado 17 de julio, con el espectáculo ‘Los disparates de Goya’, de Sergio Muro y Joan Pascual, en el marco del ciclo Cultura al Raso.

Por su parte, el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano ha destacado la «singular» cúpula de 30 metros de radio, que descansa sobre un reducido número de apoyos para minimizar su huella en el lugar.

«La cúpula en sí consta de elementos triangulares de un material impermeable, muy resistente y ligero llamado ETFE, que se han fabricado en taller para después realizar su ensamblaje mediante uniones atornilladas», ha explicado Serrano, quien ha añadido que «este nuevo equipamiento llega para convertirse en un nuevo símbolo arquitectónico, estructural y cultural de la ciudad».

EL PROYECTO ARQUITECTÓNICO

El arquitecto que ha dirigido el proyecto, José Javier Gallardo, ha dado cuenta de los distintos elementos de la estructura. En concreto, respecto a la campa bajo la cúpula, ha señalado que «se divide en piezas trianguladas para crear un pavimento colorido, reflejo del paso de la luz a través de los triángulos estructurales». Asimismo, ha detallado que los colores empleados hacen referencia a las tonalidades de los frutos y flores del parque.

Por otra parte, en continuidad con este pavimento, el hormigón llega al escenario, y sube creando una cubierta de losas de hormigón armado apoyadas sobre costillas. La cubierta se integra con el talud verde del parque y permite contener las tierras sobre el escenario. El muro facetado de contención alberga cabinas de almacenaje, liberando al proyecto de elementos que interrumpan la libre circulación por el lugar.

EP