Centro Cívico Sur, en Rosales del Canal. Ayuntamiento de Zaragoza.

El Gobierno de Zaragoza ha adjudicado el contrato de las obras en el Centro Cívico Distrito Sur, en Rosales del Canal, a la empresa Moncobra, por un importe de 665.000 euros.

El proyecto consiste en la adecuación de la primera planta del centro cívico, que cuenta con una superficie de 787 metros cuadrados, y acogerá la Casa de Juventud, un área Servicios Sociales y el resto de dependencias del centro cívico.

El Ayuntamiento de Zaragoza adquirió este edificio en 2015 con el objetivo de dar servicio a los residentes de Valdespartera, Montecanal, Rosales del Canal y Arcosur. Dada la magnitud del edificio, el plan inicial era ejecutar las obras en diferentes fases. En esta zona de la ciudad viven 40.000 vecinos.

Así, con una inversión de 1,4 millones de euros, el Consistorio acondicionó la planta calle, con una sala de estudio, aulas de formación, un área infantil y una biblioteca, abiertas al público desde hace un año. Además, se ha adecuado también el espacio al aire libre de la planta calle denominado ‘El Ágora’ cuyo coste ascendió a 151.554 euros.

Mapa de la planta que será reformada. AZ

Respecto a las futuras obras de la primera planta, Víctor Serrano ha explicado que allí se ubicará la Casa de Juventud, a la que se podrá acceder por una puerta independiente situada en el Andador Maurice Ravel.

Con una superficie de 248 metros cuadrados, dispondrá de una sala polivalente, un aula, un taller, una sala dinámica, una sala de música, un despacho para educadores y un almacén. Habrá también un espacio para los Servicios Sociales con cuatro despachos, tres de ellos para atención al público y uno de coordinación.

El resto se dedicará a nuevas dependencias del centro cívico, que ampliará sus instalaciones con una nueva sala dinámica, un seminario, un taller y un almacén en una superficie de 647 metros cuadrados. Habrá también aseos comunes y adaptados, y un cuarto de limpieza.

Nuevos nombres de calles

Por otra parte, el equipo de Gobierno ha dado el visto bueno la nueva denominación de algunas vías de la ciudad. Así, se ha aprobado que el paseo Gran Vía pase a denominarse Gran Vía de don Santiago Ramón y Cajal.

Además, junto al Colegio de las Escolapias Santa Engracia, en la zona de la prolongación de la avenida Tenor Fleta con Ronda Hispanidad, uno de los viarios tomará el nombre de Damiana Gramontel y Cabal, aragonesa y maestra escolapia; y otro se denominará María Paz Montserrat Blasco, deportista zaragozana en la disciplina de natación adaptada.

En ambos casos, el objetivo es reconocer la contribución de estas dos personalidades en el mundo de la educación y el deporte, además de contribuir a «feminizar» el callejero municipal, han apuntado desde el Consistorio.