Imagen de la Policía Local.

La actualización del complemento específico pendiente para, aproximadamente, 1.700 plazas de la plantilla municipal pertenecientes a los servicios de Policía Local y Bomberos así como diferentes puestos del Servicio de Talleres y Brigadas y la Unidad de Mantenimiento Eléctrico, además de Inspectores de Parques y Jardines supondrá 4,4 millones de euros al año para el Ayuntamiento de Zaragoza.

El concejal delegado de Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alfonso Mendoza, ha dado traslado, este martes, a la Junta de Portavoces de la propuesta que se aprobará en el próximo Gobierno de la ciudad.

Esta propuesta es el resultado de dos años de trabajo del Gobierno de la mano de la mayoría de los representantes de los trabajadores municipales.

El acuerdo se implementará a través de los cambios necesarios en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de estos colectivos. De acuerdo a los informes de la Oficina de Recursos Humanos y el visto bueno de Intervención, estos cambios supondrán un gasto anual que desglosado por conceptos supone en la RPT Oficial y Policía Local hasta 2.957.566,82 euros; la RPT Inspector y Subinspector Policía Local alcanza los 255.981 euros; la RPT Oficial y Bomberos suman 1.035.251,29 euros; y la RPT varios puestos Oficios son 206.318,54 euros.

El gasto durante 2022, ya contemplado en el presupuesto del presente ejercicio, será proporcional al número de meses aplicado desde su aprobación definitiva.

Una vez aprobadas cada una de las RPTs por el Gobierno de Zaragoza sólo quedará, según un informe de la propia Intervención, el correspondiente proceso de revisión de puestos de trabajo que se espera se lleve a cabo en las próximas semanas.

De esta manera, el Gobierno de Zaragoza dará solución a una reivindicación que se remonta a la pasada Corporación, cumpliendo con el compromiso adquirido por el propio equipo de gobierno. Un problema laboral resuelto gracias al impulso del Alcalde de Zaragoza y al diálogo entre representantes sindicales y la concejalía de Personal.