La ciudad agradece la labor "desinteresada" y "altruista" de los voluntarios en su día grande. AZ

Los voluntarios de Zaragoza han celebrado su día grande reunidos como antes de la pandemia, en una gala en la sala Multiusos del Auditorio, donde el alcalde, Jorge Azcón, ha agradecido, en nombre de la ciudad, la «labor desinteresada» y «altruista» que realizan. «El voluntariado es la cara que mejor ilustra esa solidaridad zaragozana los 365 días del año», ha apuntado.

La sala multiusos del Auditorio se ha llenado de los voluntarios que después de dos años de restricciones han vuelto a reencontrarse este 14 de junio para celebrar el Día del Voluntariado Municipal.

Este cuerpo formado al calor de la Exposición Internacional de 2008, que acaba de estrenar nuevo vestuario para renovar su imagen,
está compuesta por 4.440 inscritos, de los cuales 2.118 están en activo.

Durante el acto, que ha comenzado a las 18.30 horas y que ha sido presentado por el periodista Javier Zapater, se ha dado a conocer el nuevo padrino de los voluntarios, el capitán del Real Zaragoza, Alberto Zapater, quien ha dirigido unas palabras al auditorio tras coger el testigo de los componentes del grupo de música Bvocal.

Zapater ha aceptado sin dudar, y con mucha ilusión, este nombramiento y se ha mostrado muy emocionado por acompañar a los voluntarios durante todo un año.

Premios

Como es tradición, durante la gala, que contado con la presencia de la vicealcaldesa Sara Fernández y el consejero municipal de Participación, Javier Rodrigo, además de representantes de los grupos municipales, se han entregado los premios ‘Ponle cara al voluntario’ a las personas que han resaltado por su tiempo y dedicación a la ciudad.

Jorge Azcón se ha dirigido a los voluntarios con unas palabras de
agradecimiento. «Con el Voluntariado siempre tengo una rara sensación: me da la impresión de que por mucho que os doy las gracias en privado y en público, las palabras no bastan para expresar el profundo y sincero agradecimiento que de verdad siento por vuestra labor desinteresada y altruista al servicio de Zaragoza y sus ciudadanos».

Para Azcón los 4.400 voluntarios inscritos son «motivo de orgullo» y la cara que mejor ilustra la solidaridad de una ciudad que es acogedora como ha demostrado en «innumerables ocasiones». La última, ha añadido, en la acogida a las familias ucranianas que huyendo del
horror de la guerra y la invasión rusa han llegado a la capital aragonesa.

Los voluntarios son parte importante de los actos públicos que se organizan en las calles de la ciudad. Ayudan a la organización e informan a los ciudadanos, «asistiéndoles cuando necesitan ayuda haga frío o calor» como hicieron en una de las últimas citas donde colaboraron, la multitudinaria Jura de Bandera del 14 de mayo, ha recordado el alcalde.

«Muchos de vosotros quisisteis participar además activamente y jurar bandera, mostrando un compromiso con España y con Zaragoza que ya demostráis cada día, cuando os ponéis vuestro uniforme de voluntarios», ha precisado.

Nuevo vestuario

Momentos antes, el consejero municipal de Participación, Javier Rodrigo, ha destacado el «entusiasmo» de los voluntarios, quienes con su implicación hacen de Zaragoza una «ciudad participativa y comprometida» con las necesidades de sus vecinos.

«Muchos de vosotros me decís personalmente que lo hacéis porque lo pasáis bien y porque recibís más de lo que dais. Y, ahora, el deber de Zaragoza es devolveros parte de ese cariño celebrando como todos los años el 14 de junio, el Día del Voluntariado por Zaragoza. Es una justa recompensa a tanta labor desinteresada», ha manifestado.

En su intervención, Rodrigo ha destacado el trabajo que desde el Ayuntamiento se está realizando para que el voluntariado de la ciudad siga creciendo.

En este contexto, el Ayuntamiento ha firmado un acuerdo de colaboración con la Universidad para que los estudiantes puedan colaborar con la Oficina de Voluntariado de Zaragoza y se ha renovado el Sello de Calidad del Cuerpo Europeo de Solidaridad para acceder a fondos europeos y participar en programas de voluntariado de la Unión Europea.

En esta misma línea, y en coordinación con el Servicio de Juventud del Ayuntamiento, se ha firmado otro convenio con el Instituto de Juventud de España para fomentar el voluntariado en otros países europeos como una experiencia vital para los jóvenes de la ciudad.

Además, los voluntarios han estrenado un nuevo vestuario, que mantiene el color rojo identificativo de la ciudad e incorpora el azul en sustitución del gris. Con estos tonos, se ha diseñado el chaleco y la gorra de los coordinadores.

Asimismo, se ha incorporado al vestuario un polo blanco de manga corta con el logo del Voluntariado, y se mantiene la bandolera roja que ya utilizaban.

Voluntarios premiados

Durante el acto se ha premiado a varios voluntarios entre los que figuran José Antonio Peralta Atarés, María José Otín Sarasa, Andrés Pedro Celimendiz Aperte, Eusebio Andrés Sanz, María del Carmen García Cebolla, Julio Rubio Sanz, Ricardo Gracía Cantín, Divina Bailo Barbé, María Luisa Almunia Cuesta, y Alberto Javier Gracia Tejedor.