GENERARÁN 100 EMPLEOS

Zaragoza reabrirá trece quioscos abandonados y no descarta que puedan vender también comida

Quiosco sin uso en la plaza San Francisco - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza publica este martes, en el Boletín Oficial de la Provincia (BOPZ), el pliego de condiciones para la tercera fase de concesiones de 13 quioscos ubicados en la vía pública.

Se trata de 11 lotes que incluyen un total de 13 quioscos, todos ellos cerrados y sin uso, o con las concesiones caducadas desde hace años. La tipología de los quioscos que ahora se licitan es diversa. Aunque tres de los quioscos se reservan específicamente para la venta de periódicos, dos para flores y uno a loterías, se abre la posibilidad de dedicarlos a otro tipo de actividad.

En el caso concreto de los que hasta ahora se dedicaban a la venta de prensa pero que se podrán enfocar a otras actividades, se puntuará positivamente la incorporación de venta de periódicos como parte su actividad.

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha recordado que «desde el inicio de esta legislatura es uno de los objetivos prioritarios reactivar y actualizar la actividad de los quioscos municipales, la mayoría de los cuales tenían sus concesiones caducadas o, directamente, estaban cerrados».

Es el tercer bloque de quioscos que se licita, «después de dos fases anteriores que han sido un éxito rotundo». Los bloques ya licitados anteriormente han supuesto adjudicar un total de 14 quioscos, distribuidos por toda la ciudad.

Cuando todos ellos abran de nuevo sus puertas se calcula que facilitarán la creación de alrededor de 100 puestos de trabajo, sin contar los empleos indirectos que puedan ayudar a consolidar.

Si en las dos primeras fases se trataba de quioscos dedicados a la hostelería, con cualidades y ubicaciones muy diversas, en esta ocasión se trata de piezas de menor tamaño que, hasta ahora, se utilizaban para venta de prensa y flores, fundamentalmente. Muchos de ellos están cerrados, debido a jubilaciones y al descenso objetivo de ventas que ha experimentado la prensa en papel.

Aunque se reservan tres de estos quioscos de manera específica a prensa y elementos complementarios, otros dos –ubicados junto al cementerio de Torrero– a flores y uno a lotería, se abre la posibilidad de que el resto de los otros siete quioscos restantes puedan dedicarse, además, a la venta al por menor de otro tipo de bienes, incluso de comida y bebida para llevar.

En algunos casos se contempla, además, la posibilidad de habilitar mesas y banquetas altas que permitan la consumición junto al propio quiosco.