Zaragoza utiliza estos drones en el Ebro para acabar con la mosca negra

El Ayuntamiento de Zaragoza ha reforzado este año los tratamientos contra la mosca negra con una nueva medida como es la utilización de drones. Estos aparatos ayudarán a esparcir el larvicida necesario en aquellos puntos del río donde es complicado acceder con barca o donde no llega el tratamiento habitual con las motobombas.

Esta jueves, 24 de junio, se ha realizado el primer tratamiento de este tipo, concretamente en el tramo ubicado entre los puentes de Piedra y de Santiago. Además, se están tramitando los permisos necesarios para poder ejecutar lo antes posible estos trabajos complementarios en otros puntos con gran concentración de macrófitos, es decir, algas, en los que proliferan las larvas de la mosca negra: Juslibol y la Expo.

Precisamente, la concentración de algas es lo que dificulta la aplicación del larvicida (inocuo para el resto de especies) por los medios convencionales. Este año, la ausencia de crecidas importantes que limpien el cauce de los ríos ha hecho proliferar la presencia de algas y un cierto incremento de la presencia de larvas y de mosca negra en la ciudad.

Desde principios de mayo, los técnicos del Instituto Municipal de Salud Pública han realizado inspecciones y tratamientos contra la mosca negra tanto en el Ebro como en el Gállego, pero se ha considerado interesante realizar esta prueba con drones, cuya eficacia deberá ser evaluada por los técnicos municipales. La acción se está realizando desde el Área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento, a través del Instituto.

«Seguramente como una derivada más del cambio climático estamos sufriendo en esta primavera y primera parte del verano la presencia de más mosca negra y de otros insectos molestos, como las garrapatas», ha explicado la consejera municipal de Servicios Públicos, Natalia Chueca.

«Los drones nos permiten llegar donde no pueden entrar las barcas y, además, con ellos se puede expandir más producto, y sobre superficies más amplias», ha especificado Chueca. Se va a actuar en tres zonas del río Ebro: las orillas de la Expo, el Galacho de Juslibol y el tramo entre el puente de Piedra y el de Santiago. «El propio producto se va expandiendo por un área de 2-3 kilómetros, con lo que se cubre prácticamente todas las orillas», ha puntualizado.

Los tratamientos larvicidas se están llevando a cabo también en las orillas del Gállego donde se cuenta con la ventaja de que también se realizan aguas arriba.

El Gobierno de Zaragoza tiene pendiente de adjudicación un nuevo contrato de servicios para el control integral de plagas en el municipio. Dicho contrato, que se dividirá en tres lotes, se está licitando por un importe inicial de 273.000 euros anuales, lo que supone un 390 % más que los 70.000 euros que se venían destinando hasta ahora a este tipo de intervenciones.

Por otro lado, en lo que va del presente año se han recibido 136 denuncias solicitando intervención por excesiva presencia de palomas. Se han capturado hasta el momento aproximadamente 3.500 palomas en 13 puntos de la ciudad. Además, se está haciendo un estudio microbiológico de heces de paloma en la Facultad de Veterinaria.

Respecto a desratizaciones, se han recibido 235 denuncias por presencia de ratas que han supuesto 811 actuaciones. Finalmente, en lo que respecta a desinsectaciones, se han recibido 133 denuncias por insectos, que han supuesto 145 actuaciones.

EP